jueves, 6 de septiembre de 2012

EL SEÑORIAL PASEO DE GRACIA DE BARCELONA.


Últimamente el periódico La Vanguardia de Barcelona esta haciendo incapie en la dejadez y la suciedad que se acumula en el señorial PASEO DE GRACIA de Barcelona.

Yo por si no lo sabias soy nacido en la calle de Aragón entre la calle Balmes y la Rambla de Catalunya. Es decir que he pertenecido como vecino a este barrio hasta pasados los 23 años, sin duda el mejor barrio de Barcelona, acotado entre Gran Via - Diagonal - Aribau - Pau Claris (Via Layetana)

Era la época en que era un autentico barrio con la estación del tren de Paseo de Gracia y el murete que recorría  a lo largo de la calle Aragón por donde pasaba el tren que veía desde mi casa, posteriormente cubierto por una vía rápida.

Entonce íbamos a buscar hielo con un cubo de aluminio a la bodega de la calle Valencia para poner el vino y la gaseosa en fresco, comprábamos el pan en el Colmado Quilez, hoy en día uno de los colmados mas famosos y elegantes de Barcelona, a mi me conocían bien porque mi amiga y vecina Elena era novia del Sr, Quilez, y porque al tiempo que compraba el pan a mi madre y a los padres de Elena, pedía un "llunget" el cual me zampaba sin que mi madre lo supiera, claro esta hasta que bajaba al colmado a pagar la factura del pan, pero a mi "que me quiten lo bailao" y el "llunget" estaba buenísimo.

Yo era de la banda de la Rambla de Catalunya, que nos enfrentábamos frecuentemente a los de la Plaza Letamendi, (nos enfrentábamos a jugar a pelota en plena plaza o en plena Rambla). 

Probablemente por la edad me imagino que el ilustre alcalde Sr. Xavier Tias i Vidal de LLobatera, se acuerda de esos tiempos, creo que el es de esa zona  (Consejo de Ciento - Rambla de Catalunya) por donde estaba un prestigioso restaurante, quizás hasta jugábamos juntos, la diferencia es que el era de los señores y yo era de los conserjes de las fincas, pero eramos del mismo barrio y seguro que lo vivíamos igual de intensamente y añadiré felizmente como lo hacen los niños sin distinción de clases.

El Sr. Trias recordara cuando se hacían las exposiciones de las palmas y palmones para Ramos, en la Rambla de Catalunya (tradicion que afortunadamente sigue)  como correteábamos por detrás de las paradas recogiendo los trozos de palmon para hacernos espadas y así luchar "contra los invasores".

Por el Paseo de gracia los domingos por la mañana podíamos ver pasear al Sr. Roca Junyent con su esposa con los periódicos bajo el brazo y el "tortellet" de la pastisseria Vives, o sentarnos en una de las terrazas de la Rambla de Catalunya, donde iba el glamour de la "Goig Divine" de Barcelona, allí podías incluso hacer amistades de nivel como me ocurrió en una ocasion con el Sr. Carlos Saura vecino de mesa, yo saboreaba un maravilloso "Cubano" (horchata con una bola de helado de chocolate) y la curiosidad del Sr. Saura hizo que me preguntara que estaba tomando con tanto deleito, yo le explique que era un cubano, y de inmediato llamo al camarero para pedir uno de esos maravillosos cubanos que preparaban en la Gelateria Nuria (Rambla de Catalunya).

Entonces las tiendas no eran grandes firmas internacionales, ni franquicias famosas, eran tiendas de barrio, con señorío y tradicion de gran calidad y prestigio... pero tiendas.

Entonces no teníamos Smartphone, ni Ordenador, ni Tablet, ni nada de nada, mi amigo Josep Villalonga me venia a recoger por mi casa camino del colegio, entraba en la escalera donde yo vivía  era un gran portalón de madera con una puerta de hiero forjado que se abría para las personas, mientras que el portalón grande servia para que los carruajes pudieran entrar dentro de la finca tras recorrer una un espacio de calle de unos 20 mts con acera y todo para pasar las personas, llegaba al vestíbulo central donde habían dos grandes escalinatas, subía hasta el primer rellano abría una ventana de un gran "solobert" donde daban las ventanas de todos los pisos y gritaba a pulmón partido... "LLorensssss" yo desde mi casa le contestaba con gran vehemencia "Ya Vooooooyyyyyyy" y bajaba los siete pisos como una bala, a pie por supuesto no había ascensor y los pobres vivíamos en el séptimo cielo, eso si con dos terrados el que dava a la calle Aragon y el que dava a la isla interior de la manzana que formavan las casas de las calles Valencia-Aragon-Rambla de Catalunya-Balmes.

Allí compartía con ilustres vecinos como por ejemplo el Dr. Colomer ilustre otorrino, medico oficial del Teatro del Liceo de BCN, era curioso aveces sentir cantar "gorgoritos" por toda la casa con una potencia de voz maravillosa y extraordinaria que seguro pertenecían a ilustres cantantes de opera del Liceo.

Bueno acabo... 
Sr, Trias querido convecino de barrio no deje degenerar el Paseo de Gracia o la Rambla de Catalunya, no hay dos calles tan señoriales tan cargadas de historia y de tradicion en todo el mundo, cuidemelas por favor se lo pido con todo respeto.....Gracias amigo.


3 comentarios:

  1. Realmente el Passeig de Gracia es uno de los paseos mas señoriales que conozco. Espero que entre todos lo conservemos....

    ResponderEliminar
  2. El "Cubano" es una de los refrescos mas deliciosos que existen tanto en verano como en invierno y simple...buena horchata y un buen helado de chocolate o turrón.

    ResponderEliminar
  3. Mi calle favorita en la Ciudad Condal, sin duda. Buen artículo :) Me sumo a la petición al señor Trias de que no dejen degenerar esta preciosa calle...

    ResponderEliminar

Este es un Blog de opinión, con ironía pero con respeto, por lo que es muy importante vuestros comentarios como las respuestas a los mismos, puesto que forman parte de la esencia de la entrada.
Gracias por ello.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...