jueves, 18 de diciembre de 2014

EL ÁNGEL DE LA MANZANA...

LA NIÑA DE LAS MANZANAS - JOAQUÍN SOROLLA.
En esta la posible ultima entrada de este año 2014, me gustaría dar un giro radical al tipo de entradas habituales en mi. Noticias o historias cortas con aire de critica y un poco de irónico humor.
Me apetece despedir el año con una historia que un buen amigo me mando y ciertamente me conmovió. Hoy os la voy a contar y espero que sea un bonito broche para estas fiestas...

 

LA NIÑA DE LAS MANZANAS.

Agosto 1942. Piotrkow, Polonia. El cielo estaba sombrío en aquella mañana, mientras esperábamos con ansiedad, todos los hombres mujeres y niños del Gheto judío de Piotrkow's fueron reunidos en una plaza como un rebaño.
Se esparció la noticia de que estábamos siendo removidos, mi padre había fallecido recientemente de tifus, que abundaba en el abarrotado gheto, mi mayor miedo era que nuestra familia fuese separada.
 

Isidoro mi hermano mayor,  me murmuró:

> ”No importa lo que pase, no les digas tu edad. Diles que tienes dieciséis años”.

Yo era alto, para un niño de 11 podría pasar por 16, de esta manera, sería considerado valioso como trabajador. Un hombre de la SS se aproximó a mí, haciendo sonar las botas en las piedras del piso.  Me miró de arriba abajo y preguntó la edad.

 > ”Dieciséis” le dije. 

Él me envió hacia la izquierda con mis 3 hermanos y otros hombre jóvenes y saludables. Mi madre fue enviada a la derecha con otras mujeres, niños enfermos y gente mayor. Le pregunté a Isidoro, ¿por qué?.   Él no me respondió. Corrí al lado de mamá y le dije que me quería quedar con ella. 
 
> ”No” me dijo firmemente, “Vete de aquí, no quiero verte,  vete con tus hermanos”.  

Ella nunca me había hablado tan duramente, pero entendí,  estaba protegiéndome, me amaba tanto, que por esa única vez, ella fingió no hacerlo,  fue la última vez que la vi.

Mis hermanos y yo fuimos transportados a Alemania, en un vagón de ganado.  Llegamos al campo de concentración de Buchenwald en una noche, semanas después, nos condujeron a una barraca abarrotada, al día siguiente recibimos uniformes y números de identificación.

> ”No me llamen Herman nunca más, les dije a mis hermanos, 'llámenme 98288”.  


Fui puesto a trabajar en el campo crematorio, cargando los muertos en un elevador manual, yo también me sentía muerto, insensibilizado, me transformé en un número. Pronto nos enviaron a mis hermanos y a mí, a Schlieben, uno de los sub-campos de Buchenwald cercanos a Berlín
Una mañana  creí oír la voz de mi madre: 

> ”Hijo, dijo suave y claramente, te voy a mandar un Ángel”.  

Entonces me desperté, fue solamente un sueño, un lindo sueño, pero en ese lugar no podía haber Ángeles, solamente trabajo, hambre y miedo.

Pocos días después, estaba caminando alrededor del campo de las barracas, cerca de la alambrada de púas, donde los guardias no podrían verme fácilmente, estaba solo. Del otro lado, vi a alguien, una pequeña niña con rulos suaves y luminosos, ella estaba medio escondida detrás de un abedul, miré alrededor mío, para estar seguro que nadie me veía, le dije suavemente en alemán: 


> ”¿Tienes algo de comer?”.

Ella no entendió, me puse más cerca de la defensa y repetí en polaco mi pregunta,  ella se aproximó, yo estaba flaco, raquítico con harapos envolviendo mis pies, pero la niña parecía no tener miedo, en sus ojos vi la vida.

Aproximadamente 7 meses más tarde, fuimos mis hermanos y yo, metidos en un vagón de carbón y enviados al campo de Theresienstadt  en Checoeslovaquia.

> “No vuelvas, le dije a la niña, nos estamos yendo”. 

Volví a las barracas sin mirar para atrás, en ese mismo instante dije adiós a la pequeña niña, cuyo nombre nunca aprendí, para mí,  “la niña de las manzanas”. 


Permanecimos en Theresienstadt  tres meses, la guerra estaba disminuyendo y las fuerzas aliadas estaban cerca, aún mi destino parecía estar sellado, el 10 de Mayo de 1945 yo estaba destinado a morir en la cámara de gas, a las 10:00 horas.


En el silencio del crepúsculo, intenté prepararme, tantas veces la muerte pareció pronta para reclamarme, pero de alguna forma,  había sobrevivido., ahora todo había terminado, pensé en mi familia, al fin nos estaremos reuniendo.
Pero a las 8:00 am., hubo una conmoción, oí gritos y vi gente corriendo en cualquier dirección a través del campo, me reuní con mis hermanos.
¡Las tropas rusas habían liberado el campo!.  las puertas fueron abiertas, todos estaban corriendo y yo hice lo mismo, sorprendente todos mis hermanos habían sobrevivido.

No estoy seguro cómo, pero sabía que aquella ‘niña de las manzanas’, había tenido la llave de mi sobre-vivencia, en aquel lugar, en el que el diablo parecía triunfador, una buena persona había salvado mi vida, me había dado esperanzas, en un lugar en donde ésta no existía,  mi madre me había prometido enviarme un Ángel, y el Ángel apareció.


Finalmente me encaminé a Inglaterra, donde fui asistido por una institución de caridad judía.  Me colocaron en un hospedaje con otros niños que sobrevivieron al Holocausto y fui entrenado en electrónica.
Después fui a Estados Unidos, donde mi hermano Sam se había mudado. Serví en el ejército en la guerra de Corea y regresé a Nueva York, luego de dos años. En agosto de 1957 abrí mi propio negocio de reparación de electrónicos, estaba empezando a establecerme allí.

Un día, mi amigo Sid que conocí en Inglaterra, me llamó y me dijo:          
 
> ”Tengo una cita para ti, es una amiga polaca. Vamos a salir juntos”.

¿Una cita a ciegas?.  No, eso no es para mí.  Pero Sid continuó insistiendo y unos pocos días nos reunimos y dirigimos al Bronx para recoger a su novia y a su amiga Roma, tengo que admitir que para ser una cita a ciegas, no estaba nada mal, Roma era una enfermera en el Hospital Bronx, era linda e inteligente y hermosa, con cabellos castaños y ojos verdes almendrados, que la llenaban de vida.
Los 4 nos dirigimos a Coney Island. Dimos un paseo por la orilla de la playa y después cenamos cerca de la orilla, no podía recordar haber tenido mejores momentos, al regreso, compartimos el asiento trasero.
Como judíos europeos que habíamos sobrevivido la guerra, sabíamos que muchas cosas se dejaron sin decir entre nosotros.  Ella comenzó con el tema:

> ”¿Dónde estabas durante la guerra?” preguntó delicadamente.

> ”En los campos  de concentración, dije. Las terribles historias jamás vividas, las irreparables pérdidas, yo traté de olvidar, pero jamás podré”.
 
> Ella comentó: -“mi familia estuvo escondida en una finca en Alemania, no lejos de Berlín; mi padre conocía a un sacerdote y éste nos dio papeles arios”. 
Yo imaginé cómo ella habría sufrido también miedo, y aún así, allí estábamos, ambos sobrevivientes en un nuevo mundo.

> ”Cerca de la estancia, había un campo de concentración, continuó Roma,  yo vi allí a un niño y pude llevarle manzanas cada día”.

Qué extraordinaria coincidencia, que ella haya ayudado a algún otro niño.
 
> ”Cómo era él?”, le pregunté.

> ”Era alto, delgado y hambriento, yo iba a verlo todos los días durante seis meses”.

Mi corazón dio un salto..... ¡¡No podía creerlo!!... ¡¡No podía ser!!.

> ”Él te dijo un día que no volvieras porque los estaban trasladando a Schlieben??”.

>Roma me miró estupefacta y dijo: ”¡Sí!”... ”¡Era yo!!!”
Estaba pronto a explotar de alegría, inundado de emociones. No podía creerlo. ¡Mi Ángel!. 

> “¡¡No te voy a dejar ir!!”, le dije a Roma.

Y en la parte posterior de ese auto, en esa cita a ciegas, le propuse matrimonio, no podía esperar.

> ” ¡Estás loco!” me dijo. 

Pero me invitó a conocer a sus padres para la cena del Shabat de la siguiente semana. Había tanto que deseaba saber sobre Roma, pero las cosas más importantes, yo siempre las supe, su firmeza, su bondad, por muchos meses, en las peores circunstancias, ella vino hasta la cerca y me trajo la esperanza, ahora que la encontré de nuevo, jamás la dejaría partir.

Herman y Roma Rosenblat
Aquel día ella dijo sí.  Y yo mantuve mi palabra… Después de casi 50 años de matrimonio, dos hijos y tres nietos, yo jamás la dejaré partir.

Esta es una historia verdadera, puedes encontrar más, buscando en Google, donde hay innumerables relatos de esta historia que os he contado de Herman y Roma Rosenblat.  

Su historia demuestra que a pesar de tanta desgracia y tanto padecimiento, siempre hay una posibilidad de esperanza. 
Próximamente será hecha en una película con el nombre The Fence (La Cerca), yo no pienso perdérmela...

30 comentarios:

  1. Primero decirte que las fotos son realmente estremecedoras, y segundo que desde luego en este caso, fue más de un ángel el que hizo acto de presencia, porque a pesar de todo lo sufrido, a partir de hay cambio la suerte y el resto fue vivir una vida placida y tranquila. Muchos otros no tuvieron tanta fortuna. La historia desde luego impactante. Y la película por supuesto habrá que verla.

    Un abrazo llorenç y gracias por tus visitas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rafa... Por lo que he leído, este es una historia autentica, de las muchísimas trágicas historias de esa guerra...
      Veremos la película, según quien la dirigía, podrá reflejar todo el dramatismo, y al tiempo la alegría final....
      Gracias por tu comentario... Buenas fiestas....

      Eliminar
  2. Una conmovedora y tierna historia que aporta esperanza para con el género humano. Si hay personas capaces de crueldades también las hay de asistir en la desgracia a otros, incluso arriesgando sus vidas. En momentos de crisis socio-política y de valores éticos, no debemos cerrar la puerta de la esperanza. Este es el mejor mensaje para entrar en el año nuevo.

    Gracias, Llorenç. Que pases estas fiestas apaciblemente con tu familia y no dudo de que en enero volverás con nosotros con el afecto que siempre nos has mostrado.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fanny... Nadie mejor que tu expresando la realidad y al mismo tiempo el sentimiento... Ya sabemos que la ética con la política aveces nada tiene que ver. pero la esperanza es algo tan y tan preciado, que no se puede malbaratar...
      Que pases muy buenas fiestas, que la calma y la felicidad sean contigo... Un abrazo.

      Eliminar
  3. Yo tampoco pienso perdérmela Llorenc porque me parece una maravillosa historia, y estaré pendiente para cuando la echen en el cine, pero sobre todo, me acordaré de tu entrada cuando la esté viendo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. !Jo..!! Voy a tener que hablar con la productora, pero algo tendrán que hacer para compensar la publicidad que les estoy haciendo...
      En serio.. Maria, creo que es una historia maravillosa, probablemente irrepetible, pero según cuentan, es cierta, y el volver a encontrar al Ángel de las manzanas es algo maravilloso... mas después de lo sufrido...
      Gracias por el comentario, Feliz Navidad, seguro que sera buena.... Abrazos.

      Eliminar
  4. Llorenç, no has podido cerrar esta etapa del blog con mejor historia, es preciosa y llena de esperanza. Me ha emocionado muchísimo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana. Gracias por visitarme, esta es una bella historia que como tu desconocía, un familiar y amigo colaborador, me mando simplemente una Power que hacia referencia al asunto, me intereso, indague un poco por Internet y descubrí una gran historia.. Me alegro que te gustara... Abrazos....

      Eliminar
  5. Tremenda historia que a pesar de terminar felizmente, me ha puesto muy triste y emocionada. Con razón ahí está la famosa frase de "la esperanza es lo último que se pierde", aunque casi siempre se dice como frase hecha y no tan sentida.
    Me ha encantado Llorenç.
    Un abrazo, y te deseo lo mejor para estas Fiestas y todos los días venideros...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad Elda, es que creo tener el privilegio de contar con unos seguidores con gran sensibilidad y cuando hay una historia sensible que contarles, es una oportunidad para aflorar los sentimientos, y mas en estos días de Paz y alegría que siempre hay recuerdos, recuerdos de personas amadas que ya no están con nosotros....
      Por supuesto que aveces la esperanza, no es suficiente, pero si que ha de ser lo ultimo... lo ultimo que se pierda.
      Feliz Navidad... Un abrazo.

      Eliminar
  6. Llorenç uuffff he leído con detenimiento la historia y note voy a negarla final de su historia me conmoví alguna lágrima rodó, y cuantas historias habrá así pero también tantas historias tristes, las fotos conmueven amigo !!! uufff por nada del mundo me perdería la película ....amigo lindo hace poco que nos conocimos pero el afecto y el cariño ya es enorme y fue de inmediato decirte y expresarte mis mejores deseos en esta navidad que lo pases lindo juntos a los tuyos y desearte lo mejor, Feliz navidad, besos desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Beatriz... Estas historias, conmueven y mas si sabes que no es fruto de la imaginación si no una historia real... Te recuerda cuantas personas padecieron el Holocausto Nazi, pero por lo menos en este caso no se si es en el mar pero nos da un brillo de esperanza...
      Gracias por tus deseos de felicidad y te deseo que pases muy buenas fiestas en tu brillo del mar, ya que no creo que veas la nieve..je..je.

      Eliminar
    2. Hola amigo espero que hayas pasado estas Fiestas de lo mejor y que los Reyes te hayan dejado mucho , solo vine saludarte y darte las gracias por tus visitas ami blogs y desearte lo mejor en este nuevo un beso desde mi brillo del mar

      Eliminar
    3. Hola Beatriz..Muchas gracias por tus deseos... Los Reyes este ano han sido generosos... me ha dejado doble racion de carbon...je..je.
      Manana publico... un abrazo.

      Eliminar
  7. Muchas gracias... que el nuevo año sea propicio y maravilloso....

    ResponderEliminar
  8. Respuestas
    1. Gracias Rafa... Igualmente, que la Navidad nos traiga pensamientos positivos, que nos hacen falta.... Un abrazo.

      Eliminar
  9. Hola, me llamo Tino y soy nuevo en esto. Me ha parecido precioso, una historia digna de ser contada y recontada. Es de esas historias que cuando piensas que no te quedan fuerzas te hacen descubrir ese depósito de reserva que todo el mundo tiene y del que desconoce su límite. Impresionante. Enhorabuena por el artículo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tino... Te agradezco tu comentario, y que hayas visitado el Blog, espero tenerte a menudo y espero poder seguir interesándote...
      Felices fiestas de Navidad, Un saludo....

      Eliminar
  10. Impactante historia.
    ¡Felices Fiestas!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veronica... Tus felicitaciones llegan justo a la media noche de la vigilia de Navidad, es una felicitacion justo en el momento oportuno. Esperemos que tus deseos se cumplan realidad, la esperanza siempre estara presente...
      Un abrazo justo en pleno inicio del dia de Navidad....

      Eliminar
  11. Si hay un pintor que me llegue al corazón, entre algunos otros, elegiría a Sorolla, sus cuadros con tanta luz tienen para mí un algo especial, además siempre me han recordado a mi mar.
    Venía a agradecer tus letras en mi espacio y a decirte que yo sí que sacaré tiempo para brindar por ti, lo haré también por todos vosotros que me habéis arropado con vuestros cariñosos comentarios a lo largo de todo este año.
    Tu entrada, hoy muy larga, la leeré con más detenimiento en otro momento, cuando disponga de más tiempo.
    Me encanta la música que has puesto de fondo, esa serenata es preciosa.
    ¡FELIZ AÑO !
    Cariños en el corazón.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kasioles... La pintura siempre es una ventana a la vida con sus luces y sus sombras, de momento voy dos a cero, te ha gustado, el cuadro de Sorolla, te ha gustado la música de fonda, espero hacer el hat-trick, y que también te guste el texto de la ultima entrada de este año 2004..
      Feliz 2005........

      Eliminar
  12. Hola Llorenç, yo también recién me pongo en marcha y te diré con pocas ganas, jajaja. La verdad que cuando dejas de hacer una cosa, luego te cuesta empezar, lo mismo que pasa cuando dejas de hacer las actividades físicas.
    Gracias por tu visita, yo también te deseo para este año por el que ya caminamos, todo lo mejor, y además sigamos compartiendo.
    Un abrazo y Feliz 2015

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elda... Feliz año nuevo... Las cosas buenas no se deben de dejar de hacer nunca.
      !Me has de definir lo de las actividades físicas...!!!

      Eliminar
  13. Pasó el 2014
    Llegó el 2015
    Estamos vivos.
    Estamos escribiendo
    Seguimos con la magia del arte en letras.
    Un abrazo inmenso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha... Para algunos como es tu caso, no pasa ni el 2014, ni pasara el 2015, son simples numeros de una historia que escribes cada día, gracias por regalarnos-la y feliz año....
      Mi abrazo no se si puede ser tan intenso como el tuyo. pero "Déu n'hi do" ... ("Ahí es nada")

      Eliminar
  14. Estaba escribiendo cuando apareciste.
    Gracias ante todo por el apoyo que nos das no solo a mi
    sino a todos los que te escriben...
    Gracias por el respeto y magia que ponés entre nosotras
    "Las Mujeres"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga... Siempre he sido un poco exagerado, soy "Cáncer", todo corazón, muy soñador, y muy fantasioso, pero con muchos alti-bajos, difíciles de controlar..... pero te agradezco el "piropo", la magia sois vos....

      Eliminar

Este es un Blog de opinión, con ironía pero con respeto, por lo que es muy importante vuestros comentarios como las respuestas a los mismos, puesto que forman parte de la esencia de la entrada.
Gracias por ello.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...